Descubren un bosque hundido de más de 60.000 años en el golfo de México

2 min


Nuevas herramientas a nivel farmacéutico, genético, médico y biotecnológico, trae consigo el descubrimiento de este bosque.

Se encuentra sumergido bajo aguas marinas en el Golfo de México con una data de más de 60 mil años.

Investigadores, científicos y ambientalistas, aseguran que fue la erupción del volcán Iván en el año 2004, que deja al descubierto este hallazgo.

La madera de grandes cipreses se encuentra intacta.

Contiene en ella una importante cantidad de bacterias y gusanos, siendo muchas de esas especies nuevas para la ciencia.

La resistencia de las bacterias, hasta ahora, es un gran desafío para los científicos.

Parece estar amenazada con el estudio de los gusanos encontrados en la madera de estos árboles, la cual no se ha fosilizado gracias a la falta de oxígeno y a la cantidad de arena que recubría este bosque.

Hace ya 16 años que los científicos trabajan descifrando lo que este bosque nos quiere contar.

Catalogando y clasificando cada una de las especies encontradas.

Muchos afirman que incluso para la industria pesquera, significará un gran avance.

Aunque deben apresurarse, debido a que la exposición e intervención del ser humano en este bosque, puede contribuir a su acelerado deterioro.

Ben Raines, es un periodista especializado en medio ambiente. Entrevistó a Chas Broughton, el pescador que descubrió este bosque.

Pero no solo él esta interesado en conocerlo, investigadores del mundo entero piden presenciar y conocer a nivel científico este descubrimiento que deja atónitos a todos los que lo han visitado.

La Dra. KristineDebugh, de Luisiana, no pudo ocultar lo realmente emocionada que está por ser parte de la investigación de las especies de este bosque submarino.

 

Se enfocó en investigar qué tipo de clima o ambiente experimentaron estos árboles antes de quedar sumergidos.

Explicó que la corteza viva de los cipreses, comparada con la madera de los que no lo están, dará una idea del clima de hace 60 mil años.

Asegurando que fue uno muy diferente al que ahora existe.

Todos quedan impresionados del estado en el que se mantienen la corteza de los árboles a pesar de los más de 60 mil años que han transcurrido bajo el agua.

Todo debido a la falta de oxígeno, que hace imposible o más lento su deterioro.

Estudiar estos cipreses, es empezar por su edad, incluso antes de sumergirse.

Para sorpresa de ellos, datan de más de 200 mil años.

¿Qué opinas de este bosque hundido? Si te pareció interesante, ¡compártelo con tus amigos!