10 Celebraciones más extrañas en países que no te imaginabas

4 min


No todos los festivales tratan de tus cantantes favoritos montados en una tarima.

Muchos son el reflejo de tradiciones que aún se mantienen a pesar del tiempo. Lo que hace atractivo a muchas ciudades como foco de turismo.

España es un país modelo de estos eventos y muchas otras ciudades del mundo también.

El avión está listo, vámonos.

Festival de Barro de Boryeong, Corea del Sur

Cada verano a finales de julio en Corea del Sur, se celebra el Mud Festival y no precisamente se presentan bandas a cantar, el protagonista de esta fiesta es el barro.

Hay una larga lista de actividades entretenidas que se desarrollan en lodo, además de obtener los innumerables beneficios saludables del fango de esta zona.

Curiosa forma de divertirse. ¿Te atreverías?

Festival Kanamara Matsuri, Japón

El primer domingo abril se hace la celebración del pene. Te juramos que no es una broma.

Este festival en honor a la fertilidad, posee a toda la ciudad de Kawasaki.

En la celebración se puede observar tres altares con forma falo, al igual que la comida, dulces, calcomanías y un sinfín de souvenirs con formas fálicas.

Años atrás los que ejercían la prostitución se acercaban a la festividad para rezar y obtener protección contra las enfermedades de transmisión sexual.

Hoy, todo lo recaudado durante el evento se destina a la investigación sobre el VIH

Fiesta del Colacho, España

Esta festividad es muy peculiar, ya que Colacho es la representación del diablo. Disfrazado con una máscara y ropa muy colorida, se lanza a azotar con una cola de caballo a los residentes del pueblo que lo reprenden con insultos.

Durante el recorrido los lugareños arman altares de flores para que el Colacho se detenga y salte por encima de los niños.

Una celebración un tanto extraña.

Batalla del vino de Haro, España

Esto representa lo que un principio fueron las batalla para ganar el territorio de la Rioja.

Hoy consiste en que los jarreros saquen sus armas (pistolas, recipientes o botellas llenas de vino) y empiecen a combatir.

Litros y litros de vino son esparcidos por todas partes.

Más de uno habrá salido viendo doble.

Carrera del pudín de Yorkshire, Reino Unido

Esta carrera consiste en atravesar varios obstáculos con el pudín navideño tradicional en mano, sin que se caiga.

Se hace en grupos de 6 personas sin importar la edad y lo mejor de todo, es que el dinero recaudado se destina para Cancer Research UK, una fundación dedicada a la investigación sobre el cáncer.

Anotado para las próximas navidades.

La tomatina, España

El único fin de esta festividad, es divertirse.

Aunque no es gratuita, es curioso asistir a una guerra de tomates y esto es posible en la localidad de Buñol.

La batalla dura una hora, así que cerciórate de agarrar las mejores municiones.

Festival de los monos, Tailandia

Específicamente en la ciudad de Lopburi, los monos son venerados a tal punto, que durante la última semana de noviembre, son los reyes.

Turistas y lugareños los alimentan con frutas, dulces y gran variedad de comidas, aproximadamente 4000 kilos.

Estos monos son tan antiguos como esta ciudad. Herencia de la cultura Khmer, adoradores de los primates.

La batalla de naranjas, Italia

Unos 500 kilos de naranja son usados en esta gran batalla de carnaval.

Tres días de desfiles, rituales y bailes en Ivrea al norte de Italia, terminan con una gran contienda de naranjas.

Vitamina C para todo el mundo.

Campeonato mundial de buceo en pantanos, Gales

En Gran Bretaña este campeonato se remonta al año 1976 cuando unos lugareños en el bar del pueblo, apostaron a bucear por esta oscura zanja.

Hoy es una tradición donde las personas sin rango de edad, se visten con toda la indumentaria y se lanzan a nadar 110 metros.

El festival de la cerveza flotante, Finlandia

Sin duda el Olut Satama sería el festival favorito de muchos.

Desde 1997 en Finlandia, se reúnen aproximadamente unas 5 mil personas durante dos días para comer y tomar cervezas.

Más de 100 empresas fabricantes de cervezas artesanales hacen acto de presencia, para destacar el abanico de sabores, aromas y colores de esta famosa bebida.