La Luna, Júpiter y Venus formarán una carita feliz en el cielo

2 min


El universo es infinito.

¿Te ha sonreído alguna vez el cielo?

Esta pregunta parece extraña, pero te aseguro que no está alejada de la realidad.

El 28, 29 y 30 de marzo, los ciudadanos australianos y de otras parte del mundo, vivieron la experiencia de la triple conjunción lunar. Una noche de danza cósmica entre la luna, Venus y las pléyades. 

Antes que nada, debes saber qué es una conjunción. 

Se trata de un acercamiento entre dos o más cuerpos de nuestro sistema solar, en una zona específica del cielo. Este hermoso encuentro cósmico puede disfrutarse sin necesidad de un telescopio.

Y ¿las pléyades?

Son un montón de estrellas jóvenes formadas hace 100 millones de años (casi nada), por el colapso de una nube de gas interestelar.

Las estrellas más brillantes y de mayor tamaño, presentan tonalidades azules y blancas, pero lo increíble, es que pueden ser cinco veces más grandes que nuestro sol 😮.

Si te lo perdiste o no pudiste verlo desde tu país, el mes de mayo te premiará con una sonrisa.

¡Atento!

La BBC informó a través de su cuenta en Twitter que específicamente el día 16 de mayo de 2020, Júpiter se unirá al baile de la luna y Venus, pero esta vez de una forma muy peculiar.

Ambos planetas serán los ojos y la luna una gran sonrisa, ya que la latitud de este evento cambiará su aspecto convirtiéndola en una U.

Resultando iluminada su parte inferior, en lugar de la forma clásica iluminada de lado, en su fase creciente.

«El mundo necesita razones para sonreír, y el sistema solar nos está echando una mano con eso. El 16 de mayo una luna creciente entre Venus y Júpiter, formará una carita feliz en el cielo».

Ethan Siegel, astrofísico de Forbes, explicó que los planetas que componen el sistema solar, se encuentran ubicados a diferentes distancias del Sol.

Se mueven también a diferentes velocidades. Esto significa que los fenómenos que ocurren en el cielo, tienen una perspectiva totalmente diferente vistos desde la Tierra con respecto al tiempo.

Comúnmente se puede ver en el cielo a la luna, acompañada de Venus. En cambio Júpiter ha tardado siempre en encontrarse con otros hermanos celestes, haciendo de este momento algo muy especial.

Este evento astronómico ha tenido lugar en otras oportunidades. En el año 2008 se pudo observar también desde Australia, donde el universo le mostró su mejor sonrisa a muchos afortunados.

Esta vez, en algunas partes del mundo será posible devolverle la sonrisa al cielo, pero en otros lugares podrán observar los planetas alineados en una cara triste.

De cualquier forma, no deja de ser un acontecimiento muy hermoso y sorprendente.

¡Suerte!