Descubren dos nuevas especies de tiburón Sierra, animal en peligro de extinción

2 min


El mundo marino nos confirma una vez más, que en sus aguas hay un universo infinito por descubrir.

Aunque existen muchos estudios sobre las diferentes especies de escualos, estos no terminan de revelar muchos detalles por saber.

Entre las islas de Madagascar y Zanzíbar (Tanzania) se encontraban un grupo de científicos investigando las pequeñas pesquerías en el océano Índico.

Mientras transcurría la exploración se toparon con dos tiburones sierra, pero en este caso los carnívoros no tenían cinco branquias como comúnmente se les conoce. Tenían seis, lo que significa un hallazgo importante para la ciencia.

“Los tiburones sierra de seis branquias son realmente extraordinarios ya que la mayoría de estos escualos tienen cinco hendiduras branquiales a cada lado” comentó Simon Weigmann.

Weigmann, es el autor de estos estudios publicados en la revista Plos One y perteneciente al Laboratorio de Investigación sobre los Elasmobranquios en Hamburgo (Alemania).

A modo de cariño, los ejemplares fueron bautizados con los nombre de Kaja y Anna, que derivan de sus nombres científicos Pliotrema kajae y Pliotrema annae.

Según las características de estos animales, viven en las aguas templadas del Océano Pacífico, Atlántico e Índico.

Su rostro es una sierra, tienen dientes muy afilados y de diferentes tamaños, sabiamente alternados para la captura de su presa.

Cerca de su boca, poseen órganos sensoriales que detectan fácilmente el alimento, peces, calamares, etc.

Pesca furtiva

En los últimos años este tipo de escualos se ha visto afectado por la sobrepesca, situación que arrastraría también a los nuevos integrantes.

“Esta suposición, junto a su rango limitado y la aparente rareza de ambas especies, plantea la preocupación de que sean vulnerables a la sobrepesca y que puedan estar en continuo declive” expresó Weigmann.

Weigmann concluye que Anna podría ser el más afectado, ya que lo encontraron en aguas no muy profundas, con un rango de 25 a 30 metros de profundidad.

Lo que haría más fácil su caza.

Según la Universidad de Newscastle, no se tiene información concreta y exacta de las pescaderías de menor escala.

«Cuántos pescadores están empleados, dónde, cuándo y cómo pescan, qué es exactamente lo que capturan. Esto dificulta las acciones de los gobiernos en aras de garantizar la pesca sostenible, la protección de los ecosistemas y los medios de vida de los pescadores y de las comunidades que dependen de ellos»

“El descubrimiento refuerza lo importante que es el océano Índico occidental en términos de biodiversidad de tiburones y rayas, pero sobre todo nos muestra todo lo que aún nos queda por conocer” expresó el coautor del estudio, Andrew Temple, de la Universidad de Newcastle en Reino Unido.